¿El liderazgo del océano azul es realmente 'nuevo' en esencia?

Kim y Mauborgne: En primer lugar, los programas y teorías tradicionales de desarrollo de liderazgo normalmente analizan el lado de la oferta y se enfocan en quiénes necesitan ser los líderes. Entre los factores que examinan están los valores, cualidades y rasgos de personalidad, además de patrones y estilos conductuales. No obstante, las conductas no son lo mismo que los actos y las actividades. Las conductas son la forma en que alguien se comporta en general. Ser amable, por ejemplo, es una conducta que se manifiesta de innumerables formas, tales como la manera en que una persona saluda a los demás, interactúa, da opiniones o incluso escucha. Sin duda es importante, pero es amplia y poco específica, y por lo tanto, a menudo difícil de medir e interiorizar, porque a un líder se le pide que altere su conducta básica fundamental. El liderazgo del Océano Azul por el contrario no se enfoca en conductas o formas de conducta amplias, sino en actos y actividades específicos que los líderes necesitan emprender, como ‘explicar la estrategia claramente’ o ‘tratar el bajo desempeño’. Por otra parte, aunque los programas tradicionales de liderazgo frecuentemente tratan la “conducta” como un patrón o estilo general, el liderazgo del océano azul se enfoca en actos y actividades que se determinan contra las metas de desempeño organizacionales específicas y las realidades de mercado de cada nivel de liderazgo dado. Por lo tanto, los actos y las actividades son a lo que nos referimos como estar ‘conectados con el mercado’. Son puntos fragmentados que son más precisos y más sencillos de adoptar y alcanzar que los cambios conductuales generales prescritos por los enfoques de liderazgo tradicionales.

We use cookies to ensure you get the best experience on our website and continuing implies your consent - Read our full cookie policy Okay, don’t show me again